· 

Guía rápida y esencial sobre el Bonito del Norte

¡Hola a todos! Por fin llegó el verano y con él, el calor y las vacaciones, la playa y como no el Rey del Cantábrico, el Bonito del Norte ¡Qué ilusión!

 

Si queréis aprovechar al máximo un Bonito del Norte, echad un ojo a lo que proponemos desde Alalunga y disfrutad de este maravilloso pez salvaje.

 

 

El protagonista

Bonito del Norte es el nombre común del Thunnus Alalunga, un túnido de pequeño tamaño con una carne blanca excelente. También es conocido como Atún blanco. Actualmente se llama Bonito del Norte a cualquier ejemplar de esta especie venga del norte, del sur o del Pacífico. A nosotros el que más nos gusta es el que hace parada en las aguas del Cantábrico durante los meses de verano en busca de alimento para después continuar su travesía. Es muy importante para disfrutar las especies es comerlas en temporada. En el Cantábrico los meses de verano son los idóneos…A la pregunta, ¿Cómo diferencio un Bonito del Norte de otro túnido? La respuesta es muy sencilla. Además del tamaño como hemos comentado anteriormente, existe un detalle definitivo para diferenciarlo. Nos referimos a su aleta pectoral pues es mucho más larga que la de sus parientes. De ahí el nombre Alalunga (aleta larga).

recetas de conservas para picoteo

Despiece del Bonito

Creemos firmemente que el despiece del bonito es más adecuado llevarlo a cabo teniendo en cuenta el porcentaje de grasa de su carne que haciendo rodajas como es costumbre. Así pues, vamos a diferenciar cinco cortes tomando este dato como referencia. En las pescaderías suelen preguntar antes de cortarlo, por tanto no debería de haber problema. Con este todoterreno de los mares se pueden elaborar cientos de recetas muy ricas pero hemos elegido cinco porque vamos a aprovechar el bonito entero. Es decir un plato con cada parte del bonito.

 

 

Cinco elaboraciones Top

Ventresca

La zona del vientre es donde el pez acumula mayor cantidad de grasa y, por tanto, es la parte más sabrosa. Recomendamos fervientemente la Ventresca al horno. Se trata de una receta sencilla y rápida. Sacamos la ventresca y limpiamos quitando la telilla que la cubre y que en ocasiones es de color amarillo. Amarga una barbaridad. Con el horno precalentado a 200 grados se introduce la ventresca entera que hemos sazonado y sobre la que hemos puesto unos ajos cortados además de un chorro de aceite de oliva virgen extra. Con 7-8 minutos sería suficiente pero depende del tamaño de la ventresca. Un truco muy interesante es añadir un poco de caldo de carne muy reducido para potenciar aún más el sabor y no pasarse con la cocción, sería una lástima.

recetas de conservas de picoteo

Tarantelo

Es la parte intermedia que divide la ventresca y el lomo. Un tartar le viene al pelo a este corte porque el porcentaje de grasa es medio-alto y resulta muy agradable en boca. Para no jugárnosla, ya que es una elaboración en crudo, deberíamos congelar previamente el bonito. Realizar una descongelación lenta sería lo más adecuado, nada de cambios bruscos de temperatura. Cortamos el bonito en dados y salpimentamos. Regamos con un chorro de aceite de oliva virgen extra y con el zumo de medio limón. Después añadimos cebolla roja muy picada, alcaparras o pepinillos en vinagre, también troceados, y un toque de mostaza de Dijon. Se puede jugar mucho con los ingredientes, poner picante, salsa de soja, etc. Mezclamos todo ello con suavidad y presentamos en forma de timbal ayudándonos con un molde. Fantástico y refrescante. Importante elaborar al momento y servir en frío.

 

 

recetas con conservas de bonito

Cogote

El cogote o morrillo es la parte superior que separa la cabeza del resto del pez y  el corte ideal para cocinar un Sorropotún. Esta receta típica de la costa occidental de Cantabria, es básicamente una marmita de bonito pero con algunos matices. Los ingredientes son los mismos prescindiendo del pimiento choricero y del tomate. Se trata de caramelizar la cebolla y dorarla en exceso pero sin quemarla claro. Este detalle va a dar un gusto muy característico al guiso. Se pueden poner por encima rebanadas de pan a la hora de emplatar y que empape bien con la salsa. Como veis es un plato completísimo y de marineros.

Lomo

El lomo es la parte más abundante del bonito y la que da  más juego a la hora de cocinar. Se puede hacer con salsa de tomate, un sashimi de primera, albóndigas, salazones como la mojama… Uno de los grandes platos es el Bonito Encebollado. Ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra en una sartén y dejamos calentar. Añadimos abundante cebolla blanca y pimiento verde. Cuando esté bien pochada la verdura, colocamos generosos trozos de lomo de bonito, sazonados previamente, y dejamos cocinar todo junto durante cinco minutos.  ¡Exquisito!

Cola

“El Completo” es un bocadillo mítico de la Bodega Donostiarra de San Sebastián y para ello usamos la cola del bonito que es la parte con menos grasa del pez. Apartamos piel y espinas de la cola que previamente hemos cocido veinte minutos en agua y sal. Desmigamos un poco y añadimos aceite de oliva virgen extra. Ponemos el bonito en aceite sobre pan y encima colocamos unas anchoas de Santoña y piparras frescas. Tapamos con el pan restante y santo bocata que tenemos ¡Sublime! Acompañado de una cerveza fría es de locos…